Hablemos de Escribir: ¡NECESITO UNA IDEA!

¡Preptober ya empezó!

Y en nuestro camino hacia el maratón que nos espera en Noviembre con NaNoWriMo, aquí llega el primer post sobre consejos y truquillos para escribir.
Y como tiene sentido, empecemos por el principio:

 Necesito una Idea.


En este punto casi siempre suele haber dos grupos muy diferenciados: 

  1. Los que tienen mil ideas pero no se deciden por ninguna.
  2. Los que tienen cero ideas.

1. MIL IDEAS

En el primer grupo (aquí servidora se incluye) más que indecisión, el problema viene a ser que todo nos parece una gran idea y queremos escribirlas todas. Pese a que yo recomiendo estar escribiendo más de una novela a la vez (siempre que sean géneros distintos, aunque ya entraré en detalle en futuros posts); estar escribiendo 8 ideas a la vez suele ser muy poco productivo. Además, es muy probable que tus "mil ideas" no sean tantas y quizás no todas sean útiles como idea para un libro.
En este caso, lo que yo suelo hacer es enumerar las ideas en una lista. Cuando podemos visualizar las ideas, es más sencillo decidirse por una o por otra.
Tip: Si podéis escribir la lista a mano, mejor. Al escribir las cosas sobre papel nos paramos a pensar más lo que estamos haciendo, lo que ayuda a centrar nuestra mente sobre la tarea y obtener mejores resultados.
Algo que también suele ser cierto en muchos casos: varias de las ideas en realidad son "escenas" que se podrían agrupar en una misma novela. Os dejo aquí un vídeo de Lorena Amkie donde aborda el tema en más profundidad:




2. CERO IDEAS

Aunque a algunos les parezca raro, hay bastante gente que quiere escribir pero que no sabe qué escribir. Dentro de este grupo también encontramos a la gente que tiene una idea pero que "alguien ya lo hizo, y además lo hizo mejor". En otro post abordaré los "temores absurdos" de los escritores, pero ahora vamos a centrarnos en generar ideas.

En primer lugar, cuando los grandes escritores dicen que leer ayuda, no lo dicen por promocionar sus libros y ya está. Realmente ayuda. Y de ahí, pueden salir nuevas ideas. De hecho, yo ahora mismo estoy trabajando en una novela cuya idea me llegó después de leer "Good Omens" de Neil Gaiman.
Aunque también existen otras formas de generar ideas para una historia. Algo que podéis hacer es escribir clichés que os gusten (sí, yo soy defensora de que los clichés, sin abusar y bien llevados, son necesarios en toda historia) e intentar darles la vuelta, cambiarles un punto de vista o incluso empezar con un cliché e ir evolucionando la historia a partir de ahí.
Aquí tenéis un vídeo en Inglés de Katytastic de una sesión de Lluvia de Ideas a cámara, muy interesante:



Otra técnica que es muy usada es la de combinar una idea ordinaria con una extraordinaria. Es una forma de crear ideas muy utilizada en el género de la ciencia ficción y la fantasía porque es donde más se puede exagerar la parte extraordinaria. En el podcast Writing Excuses (de Brandon Sanderson) lo explican a las mil maravillas (en Inglés también, aunque las transcripciones están disponibles si el listening no es lo vuestro).

Sería algo como:
Idea Ordinaria: Una chica que trabaja de camarera para pagas sus estudios.
Idea Extraordinaria: El restaurante donde trabaja es en realidad la guarida secreta de un grupo de extraterrestres que intenta invadir el planeta.

Como veis, generar ideas solo es cuestión de dedicarle un poco de tiempo. Está claro que habrá gente con más facilidad para ello que otros, sin embargo, ¡el cerebro se puede ejercitar!
Y una vez tenemos nuestra idea bonita y maravillosa, nos prepararemos para la siguiente fase: ¡PLANIFICAR(o no)!

Ya estamos un paso más cerca de terminar nuestra novela, no os perdáis el siguiente post. Y recordad que mis comentarios están abiertos a cualquiera que tenga otras técnicas, dudas y/o consejos 😊

Happy Writing!

Comentarios