«La Mujer tras el velo» por Álvaro Navas

«Ainara es una profesora de origen árabe que vive y trabaja en Madrid. Su amor por la enseñanza y el cariño de los alumnos son las mayores satisfacciones de su día a día, junto con una vida independiente y la fidelidad a sus aficiones.
No obstante, una tarde tormentosa de mayo algo sucede que acabará calando profundamente en la mente de la joven: una nota en su buzón cuyo malicioso mensaje suscita de entrada desasosiego y dolor: «no eres quien crees ser».
Ainara, dando por hecho en un principio que se trata de algún alumno resentido, obvia el detalle hasta que una serie de acontecimientos, cada vez más siniestros, la hacen cambiar de opinión.
Así se inicia un juego macabro que la hace dudar sucesivamente de su identidad, de su pasado y, sobre todo, de lo que le depara el futuro.»



En primer lugar, quiero agradecer al autor, Álvaro Navas, por enviarme una copia digital de su obra. Y también por hacer algo que no me esperaba: preguntar mi opinión nada más terminar de leerlo.
No pretendo ofender a nadie, pero es bien sabido que hay una gran cantidad de autores que se acercan a los Blogs de lectura buscando la reseña (lo cual es lógico) pero pasando (o incluso molestándose) cuando no les echamos flores mil y nos deshacemos en halagos.
En este caso, me ha resultado muy cómodo comentarle (igual que haré aquí) los puntos que no me han gustado tanto del libro al autor y ha sido una experiencia interesante.

Y ahora, ¡vamos al lío!

«La Mujer tras el Velo» es un thriller ambientado en Madrid, que empieza pareciendo una simple historia y se vuelve un galimatías que no puedes soltar hasta descifrar.


Lo Bueno

La Trama. Cuando un libro te atrapa, es difícil soltarlo y cada vez que me ponía a leer, me ocurría eso. El autor consigue llevar una trama complicada de forma magnífica y sin dejar agujeros en la historia. Sin duda, coronar esta trama con tamaño final quita-alientos, ha sido una gran idea.

Madrid. Y parece un tema raro, pero se nota que el autor sabe de lo que habla cuando nos narra acontecimientos por la ciudad y todas sus callejuelas. Yo no he estado mucho en Madrid, pero leyendo parece que te transportes a esta preciosa ciudad.

Los personajes femeninos. Hay varios, y en papeles muy importantes (lo cual es de agradecer, ¡representación!) pero, sin duda lo mejor, ha sido su carácter. Mujeres fuertes, independientes y seguras.

Lo Malo

El Ritmo. Al principio, por necesidad de asentar las bases y darnos un contexto (imagino yo) ha sido muy complicado pillarle el ritmo. También porque al saber que es un thriller estaba a la espera de "esa" escena que todo lo pone en marcha y que en «La Mujer tras el Velo» ocurre de forma gradual. Sin embargo, una vez empieza todo a coger forma, se vuelve más rápido.

El lenguaje ocasionalmente denso. Quizás esto es lo que me ralentizaba también. A veces había demasiadas metáforas descriptivas. Muchas eran ocurrentes, la verdad, pero en ocasiones creo que se ha abusado de este recurso y se me hacía complicado entender qué estaba leyendo.


En resumen, una lectura interesante con giros inesperados, personajes con los que identificarse y un misterio que te tiene en vilo hasta dejarte sin aliento con su resolución.

Comentarios