«El Imperio del Sueño» por Laura Tárraga


«Hace miles de años que la humanidad ha perdido la capacidad de soñar. En su lugar, ha averiguado cómo extraer los sueños de los pocos que aún consiguen hacerlo para venderlos al mejor postor o prefabricar cápsulas a un precio más asequible. Y en el principado de Zephanis se concentra una de las mayores redes de tráfico de sueños del mundo.

Shoana es una ladrona con un pasado sombrío y un presente miserable en la zona baja de la ciudad; Leiza, una célebre soñadora con un porvenir brillante y una vida llena de comodidades. Los caminos de ambas se entrelazarán cuando, una mañana, Leiza descubra que su peor pesadilla se ha hecho real: ha dejado de soñar a tan solo unos días del acontecimiento más importante del año: la competición de El Imperio del Sueño.»



Esta ha sido una lectura muy extraña. En primer lugar porque no ha sido en absoluto lo que me esperaba, no en un mal sentido pero tampoco de forma positiva.

Siendo sincera, cuando terminé de leer el libro me sentí un poco engañada por la sinopsis y el título. Básicamente porque pensaba que habría más sobre cómo se formó esta nueva realidad en la que la gente no puede soñar o sobre el famoso "Imperio del Sueño" y cómo se desarrolla. Sin embargo, este libro es un 75% personajes y su evolución.
No hay tanta aventura como me esperaba que iba a encontrar, obviamente esto es mi problema ya que la autora en ningún momento nos da a entender esto, pero me da la sensación de que la información que se nos ofrece a priori lectura, es fácilmente malinterpretable (obviamente, mea culpa).



2'75/5🌟

Quizás por esto se lleva una puntuación tan justita pero lo cierto es que me pasé el libro esperando más. Lo que no significa que no sea interesante, porque lo encontré bastante interesante, pero como ya he dicho me esperaba otra cosa.

Lo Bueno:

El mundo. Sí, sé que ya he dicho que me ha decepcionado un poco pero también ha sido mi propia culpa por imaginarme otra cosa; pero la idea en general del mundo  me parece muy innovadora y probablemente por ello quería que se hubiese ahondado más en ello. Aún así las cosas que se ven y las experiencias que se narran relacionadas con los aspectos esenciales del mundo me pareció muy, muy buena.

Las protagonistas y su desarrollo. Al principio Leiza no me caía nada bien, pero vamos, hacía tiempo que un personaje no me daba tanta rabia leer, y con el pasar de las páginas he acabado cogiéndole cariño. También al conocer más de su historia y su relación con Shoana. Hay una sororidad muy importante en esta historia y que no debe pasar desapercibida.


Lo Malo:

Faltan páginas. Al menos esa sensación se me quedó cuando terminé de leer, porque hay algunas subtramas que se quedan un poco cojas y algunos elementos de la historia que no prueban tener un papel sustancial para la historia, sino más bien estar ahí por estar.


En resumen, es una historia que se centra en los personajes y no tanto en una aventura. Sin embargo, es interesante y plantea varias situaciones que te hacen reflexionar y emocionan. No ha sido la mejor lectura del año pero ha sido entretenida y se lee con rapidez gracias a la pluma ligera de la autora.


¿Os ha pasado alguna vez empezar un libro con una idea y luego que sea totalmente distinto?

Comentarios