Cuando la resistencia NO es suficiente.

Ahora para no ser violada debes gritarlo a los cuatro vientos, golpear y resistirte. Porque, en la sociedad actual, la no resistencia equivale a consentimiento. Bienvenidos a la cultura de las violaciones.

Así no es como me lo han explicado a mí durante toda mi vida pero parece ser en lo que se basa la mayoría para desacreditar a una mujer. No importa que exista algo llamado "estado de shock" o que temas por tu vida. Es de conocimiento público que si, por poner un ejemplo, alguien viene a robarte tu te resistes y CLARAMENTE pronuncias un "No, no, yo no te doy mis cosas que son mías."  En que juzgado que se valga no se ha visto la pregunta ¿pronunció usted la palabra NO (o alguno de sus sinónimos) mientras se ejecutaba el robo?

¿No lo hizo? Pues olvídese, ahí hubo consentimiento. 

Llegados a este punto, creo que ya sabéis sobre qué trata el post de hoy.  No es un problema pequeño ni fácil, pero es un problema serio al que se le quita la miga "porque eso viene ocurriendo desde siempre." Como muchas otras cosas que se han cambiado, oiga.

mujeres violadas cada año en España

Más de un millar de mujeres son violadas cada año en España.

Y sin embargo, sigue sin haber leyes férreas que no permitan la repetición de estos crímenes. Sigue habiendo gente con el "algo habrá hecho para provocar" o el "es una buscona, aún le pasa poco" en la boca. Mostrando su ignorancia pero, sobre todo, su poca humanidad.

Vivimos en una sociedad donde una chica se va de vacaciones a disfrutar de una fiesta y acaba siendo violada por cinco hombres y grabada. Pero la cosa no acaba ahí. También va a ser seguida por un detective privado los días posteriores a su violación porque, una vez más es obvio, las violaciones no son motivo de vergüenza. Ésta chica irá contando a cada persona que se encuentre lo que le sucedió. Obviamente. Por favor, entiendan el sarcasmo en la línea.

Vivimos en una sociedad donde la brutalidad del acto y la humillación quedan apartadas para discutir la veracidad del mismo. Está claro que es el sueño de cualquier mujer tener que estar más de un año luchando, recordando y bajo la sombra de un suceso TAN apasionante como lo es una violación. 

La solución a las violaciones pasa por castigar y educar.


Lo he dicho miles de veces y lo repetiré: hay que educar a los niños a NO violar y no a las mujeres a cómo no ser violadas. 

Y por lo visto, hay que educar también a muchos adultos de ambos géneros. Enseñar que un NO, no importa si llega al inicio de una relación sexual o cuando ya se está desnudo y en la cama o en mitad del sexo. Un NO SIEMPRE ES VÁLIDO.  

Y cualquier tipo de sustancia que altere la conducta (véase alcohol o drogas) también forman parte de un NO. 

Y todo esto suena muy lógico hasta que te encuentras con noticias como ésta:

Titular del artículo digital en el diario ABC el 20/11/2017.

A ver que me aclare yo porque quizás mi comprensión lectora ha disminuido. Bebes hasta quedar en un estado en que no recuerdas nada, por lo tanto, careces de todas tus facultades cognitivas. Te violan. Hay un juicio. Y, después de todo esto, le rebajan 9 años la pena a tus agresores porque tú ibas borracha pero sí hubo violación. 

Yo sé que me perdí algunas clases de lógica durante Bachillerato pero estoy segura que hasta aquí llegué y esto no tiene sentido alguno. ¿Cuál es la respuesta aquí? ¿Te violaron pero solo un poco? Por favor, decidme que no soy la única que no le encuentra el sentido.

Y cómo esta noticia, por desgracia, encontramos muchas más.

Así que sí, la respuesta es educar pero también castigar más duramente. De nada sirve que le digas a alguien "hacer esto está mal" si el castigo consecuente no es adecuado al crimen cometido. Y como mujer, hija, hermana, prima y amiga; no puedo horrorizarme más cada vez que una de estas noticias sale a la luz.

Tristemente, no hay moraleja válida para cerrar éste artículo. Lo único que queda es seguir luchando y educando. 



Y que la falda sea tan corta como quieras 
Que el problema es del que mira 
Y no encuentra explicación. 

Cuestión de Prioridades - Melendi


Comentarios