¡Navidad en Hogwarts!

O cómo organicé mi primera Fiesta de Navidad con temática de Harry Potter.



No tengo suficientes dedos para contar cuantas veces hemos comentado con los amigos lo que nos gustaría hacer fiestas temáticas. Pero como suele pasar, nunca encontramos tiempo, la oportunidad de hacerlo e, incluso muchas veces, las ganas o materiales para llevar a cabo lo que queremos hacer. Este año, decidí que iba a cambiar muchas cosas y las fiestas temáticas era una de esas cosas. Y el Sábado pasado, cumplí.

Una vez decidida la temática (una decisión no muy difícil) empecé a buscar por Internet cómo organizar una fiesta basada en el universo mágico de Harry Potter. Lo primero fue dividir los elementos clave: invitaciones, la decoración y la comida.


INVITACIONES


En este caso no había mucha duda sobre cómo iban a ser. ¡Cartas de Hogwarts! Busqué en Internet una plantilla para imprimir los sobres y luego con Photoshop redacté las cartas personalizadas. Una vez todo impreso, utilicé té negro y el horno para darle un aspecto viejo a los papeles. Es un proceso muy simple, dejamos el papel bañado en té negro (¡con mucho cuidado!) unos 15 minutos y luego lo ponemos en el horno unos 5 minutos (hay que ir mirando por si se quema, ya que cada horno es un mundo). Una vez todo logrado, utilicé una patata para hacer el sello y cera roja para cerrar las cartas.


DECORACIÓN


Esta fue, probablemente, la parte que más trabajo costó. Las invitaciones a la fiesta fueron enviadas en Septiembre y ese mismo mes empecé con la preparación de la decoración. En este caso, llevé a cabo una gran búsqueda en Internet para reunir ideas y tutoriales sobre cómo hacer cada cosa. Al final, como siempre suele pasar, acabó siendo una mezcla de ideas propias y partes de tutoriales para poder crear una buena escenificación (al final os dejo un vídeo para que podáis ver todo). Como había mucha decoración no pondré el proceso de cada cosa pero si a alguien le interesa, quizás suba pequeños tutoriales sobre cómo hacerlo. 

Lo primero que hice, fueron las varitas. Cada invitado escogería al azar su propia varita, única en el mundo ya que son echas a mano. Además, cada varita venía con su propia descripción. También hice el blasón de cada casa en modo pin para poder engancharse a la ropa. Y como no podía ser de otra forma, si alguien tenía que colocar a cada invitado debía ser el Sombrero Seleccionador, así que también hice uno como decoración.


Aproveché que tenemos un espejo en la entrada de casa para escribir la famosa frase que aparece en Harry Potter y La Cámara Secreta. Y, como no teníamos una percha en casa, decidí hacer una que serviría para la fiesta pero además podríamos usar en casa también. Es una percha con la frase SAVE DOBBY. Además, al principio del pasillo que te lleva al resto de la casa tenemos un marco. Decidí aprovechar y colar allí un trozo de papel marrón que pinté para emular la pared del Andén 9 y 3/4.

Para el baño decidí no complicarme mucho la vida y simplemente hacer dos cosas. Pegué una imagen encima del inodoro que dice "Ministerio de Magia ↓ Por Aquí" y también colocamos una fila de arañitas que salían del lavabo e iban hasta la ventana. De esta forma emulamos otro elemento de La Cámara Secreta.

Finalmente, el salón es donde más decoración había ya que era donde íbamos a pasar la noche y quería que la escenificación fuese la mejor. La idea era emular el Gran Comedor de Hogwarts. Pero como obviamente no tenemos un gran comedor, decidí integrar algunos de los elementos que aparecen y colocar decoración para dar ambiente. 

La parte que más costó fue sin duda alguna, el techo. Decidí emular el falso cielo de Harry Potter con las velas colgando. Y lo cierto es que quedé muy satisfecha con el resultado. Además, dibujé una chimenea y la pegamos a la pared. También el Escudo de Hogwarts y para el resto de las paredes, escribí frases célebres de las películas y las colocamos a lo largo del comedor. Había una zona de Pociones (bebida) con calderos y varias botellas de cristal con diferentes líquidos. Y utilicé unos calderitos pequeños, colocando vasos de chupito dentro, para que la gente se sirviese.  

El resto de la decoración fue crear un Set de Quidditch, un montón de revistas "El Quisquilloso", un cofre con Huevos de Dragón de cada Casa, un libro de Transfiguración y El Libro de los Monstruos; y unas cuantas plumas para escribir. 



Para la mesa principal utilicé unas copas personalizadas con los colores de cada Casa.




COMIDA Y BEBIDA

La comida y la bebida son elementos muy importantes en el universo de Harry Potter y muchas escenas famosas incluyen ambas cosas. Por eso, aquí no se podía fallar. 

Para la comida decidí no complicarme la vida. Para picar había unas escobitas hechas con queso y unos rollitos de salsicha al horno. Como plato principal cenamos pollo con miel y romero. Sin embargo, fueron los postres lo que más triunfó. 

Decidí complicarme la vida (¡aquí sí!) y cocinar Calderos de Chocolate. No fue fácil pero al final se quedaron geniales. También hice dos tartas: una de Oreo y otra de Guiness chocolate. También coloqué un platito con Ferrero Rocher a modo de Snitchs Doradas.



Para la bebida, hicimos Cerveza de Mantequilla para recibir a los invitados.

Finalmente, para el entretenimiento de la noche organizamos diferentes juegos. Después de que cada invitado fuese seleccionado para una Casa teníamos 4 equipos de 3 personas cada uno. Hicimos diferentes pruebas para ir sumando puntos y, al final de la noche, se le entregó un premio a los 3 ganadores. El premio eran Las tacitas de la Casa. También escogimos un mejor jugador para cada prueba, que se llevó su propio diploma.

Las pruebas fueron las siguientes: 

Un Trivial de Harry Potter. 

Básicamente consistía en que el primer equipo en llegar a 5 puntos tenía que contestar toda una tarjeta de preguntas correctas. 

Quidditch Casero.

En este juego, cada equipo escogía a 1 Buscador, 1 Molestador y 1 Conocedor. Los dos Conocedores de cada equipo escondían una Snitch por la casa. Seguidamente, los Buscadores debían encontrarla mientras los Molestadores les dificultaban el trabajo. Los Conocedores podían dar 3 pistas a los Buscadores pero solo usando las palabras Frío o Caliente. Hicimos 3 rondas y fue muy divertido.

El Experto en Poción Multijugos.

Aquí cada invitado escribió el nombre de un personaje de Harry Potter y todos tomamos turnos para representar a uno. El equipo que más puntos conseguía ganaba. 

El Maestro del Parsel.

Este juego consistía en ir colocándose nubes de colores en la boca, cada vez más, para ir pronunciando la frase "Caput Draconis". 

      Duelos "Dí cualquier cosa"

En este caso, adaptamos el Reto "Di cualquier cosa". Se trata de escoger una categoría y empezar a decir palabras por turnos. La primera persona que se quede en blanco o que titubee, pierde. Nosotros lo adaptamos añadiendo que cada vez que decías una palabra, debíamos mover tu varita como si lanzases un hechizo. Las categorías consistieron en 1 por cada libro.


Paladar Divino.

En este caso, cada persona debía coger una Grajea de Mil sabores y sin mirarla, adivinar qué sabor era. Los Slytherins fueron muy desafortunados ya que les tocó Huevo Podrido varias veces...


Además, también decidimos que ya que estábamos reunidos haríamos un Mannequin Challenge y lo cierto es que fue muy divertido. La noche quedó muy bien y estuvimos charlando y jugando hasta bien entrada la madrugada ¡Los invitados quedaron encantados! Y pese a que fueron 2 meses preparando todo y un Sábado algo estresante para dejar todo listo, también fue muy divertido hacer todas las manualidades y pensar en ideas y juegos. 

¡Y eso fue todo! Aquí os dejo el vídeo de la fiesta, al menos con lo que pude grabar ya que me tocaba estar pendiente de otras cosas. Y si hay interés en cómo hacer las decoraciones, o si tengo tiempo libre, subiré los tutoriales sobre cómo lo hice yo. ¡NOX!


Comentarios