Igualdad: tener pareja no me hace menos feminista

La igualdad no pasa por imponer tú forma de defender un movimiento.


Me considero una mujer inteligente, bastante independiente y sí, estoy enamorada y tengo pareja. ¡¿CÓMO?! 

Antes de empezar a explicar el por qué de esta entrada, creo que debo (aunque me gustaría vivir en un mundo donde no hiciese falta) dejar algo muy claro: APOYO LA IGUALDAD. Así es, considero que hoy en día NO existe tal cosa entre ambos géneros, desde el ámbito legal hasta el ámbito familiar, pasando por todos los demás aspectos que afectan en la vida a una mujer, ser mujer. Y aquí no hay ningún pero.


Dicho esto, prosigo con el tema que NO, no es la necesidad de que hombres y mujeres sean percibidos iguales porque iguales, de por sí, ya son.


El tema es algo distinto a la igualdad, es algo que me he encontrado estos últimos días en comentarios por webs, reseñas de libros e incluso alguna conversación. Cada una de esas veces, he decidido callarme hasta que dije "¡venga ya!" y así nació esta entrada. He aquí un ejemplo de los comentarios:



"¡Dios! ¡Cómo me han arruinado al personaje poniéndole trama romántica!"

"¿Por qué necesita pareja? ¡Ella es valiente y fuerte, no necesita a nadie!" 

"¿Enserio? Ya está, personaje femenino arruinado, aparece el chico y se pone celosa...bye"

Si dejamos de lado las críticas a la trama de un libro/película/serie donde es cierto que, en ocasiones, se mete romance porque sí, estos son los comentarios que me molestan. Sí, son mujeres inteligentes, fuertes, independientes, son maravillosas y geniales. No, no necesitan una pareja. ¿Pero qué ocurre si haciendo uso de su total libertad y su juicio, deciden tener una pareja? 


Lo que ocurre, por triste que suene, es que se convierten en lo típico, para los demás. En traidoras a la lucha por la igualdad, en decepciones del modelo de mujer triunfadora. Y sí, estas son cosas que he leído/escuchado al hablar del tema en diversos ámbitos distintos.


Pues me vais a permitir discrepar y de forma muy exagerada. Estoy totalmente de acuerdo en que una persona puede ser feliz por sí misma y que no hay necesidad de tener pareja o formar una familia, que se puede formar una familia sin tener pareja, también. Hoy en día existen miles de cosas que a una mujer le pueden gustar mucho más y que, en algunos aspectos, nuestra sociedad ha avanzado sacando a las mujeres de su rol materno. Lo respeto y me parece genial. Siendo así ¿por qué si expreso mi deseo de formar una familia, se me mira como si hubiese matado a alguien? E, inevitablemente le sigue el típico "¿pero tú no querías crecer profesionalmente?" 


Sí, quiero triunfar en mi profesión y pasarme horas hasta llegar a mis metas. También quiero tener una familia y disfruto de mi relación. Estas cosas, NO ME HACEN MENOS MUJER.


Es triste que, seguramente, debido a la opresión a la que nos hemos visto enfrentadas las mujeres exista este radicalismo. Sin embargo, nunca hay que olvidar los matices, la escala de grises. No necesito a mi pareja pero escojo tenerle (por miles de motivos diversos que no voy a desgranar aquí). Sí, creo que es totalmente compatible ser una gran profesional y tener familia y blablabla. Lo que me molesta, es que se me considere menos mujer por querer estas cosas. Por enamorarme, por ponerme celosa, por disfrutar de cosas consideradas tan cursis... 


Lo más doloroso de todo es que ese menosprecio, la mayor parte del tiempo, viene de las mismas mujeres que dicen luchar día a día para que respete el género femenino, por la igualdad, por la TOLERANCIA... Esa misma, de la que ellas no hacen gala.

Comentarios

  1. […] mujer. Y esto es algo que todas las series con Shonda Rhimes al frente tienen en común: mostrar a mujeres comprometidas con sus carreras profesionales y las dificultades que eso les supone en esta […]

    ResponderEliminar

Publicar un comentario